30 de julio de 2009

Practicando ciencia

Este mes de julio, del 18 al 24 he participado en un curso presencial, “SXR103, Practicando la Ciencia”, El curso es independiente pero complementa el curso de primer nivel que acabo de terminar “S104, Explorando la Ciencia” (ya descrito en mi artículo Estudios de Ciencias en la Open University el pasado mes de septiembre). Como este curso es independiente no se exigen conocimientos anteriores y empieza con el estudio en casa de un libro, que en gran medida cubre lo que muchos ya conocíamos del curso S104. El curso consiste en el el estudio previo, la participación activa (controlada cada día por los tutores) y un trabajo escrito posterior. Se lleva a cabo en dos centros (en la Univesidad de Sussex (Brighton) en el sur de Inglaterra, y Heriot-Watt en Escocia) en cursos de tres semanas.

Los alumnos llegamos el sábado al mediodía. No tuvimos mucho tiempo para descansar del viaje antes de entrar todos en el auditorio para una charla de orientación por parte de la directora del curso y la presentación de su equipo docente. Los alumnos nos repartieron en seis grupos. De la organización de los grupos calculamos que había unos 160 participantes esa semana, que en tres semanas serían unos 960 alumnos. Después de cenar tuvimos un primer encuentro con la tutora de nuestro grupo para preparar la actividad del martes sobre el trabajo en equipo.

El domingo, los puntos verdes, que era el grupo mío, empezamos con la actividad A, “Rocas y radiactividad: energía en la tierra”. Para cada actividad habíamos recibido hace dos meses el libro de texto, general, en color y para cada actividad un cuaderno en blanco y negro de unas 30 o 40 páginas cada uno. Durante las actividades seguimos las instrucciones de los cuadernos, cumplimentando los datos y respondiendo a las preguntas. Cada día hubo dos o tres tutores de la actividad, además de las tutoras de grupo y un asesor de aprendizaje. Este día trabajamos en parejas por la mañana y analizamos, medimos y dibujamos unas once muestras de diversas piedras para averiguar su origen y su papel en el ciclo rocoso en la tierra. Por la tarde investigamos la radioactividad con un contador Geiger empezando con la radiación de fondo y dos muestras de granito de diferente procedencia y una de uranio. Aprendimos a determinar la absorción de la radioactividad por diferentes espesores de plomo, el tiempo de descomposición de una muestra de bario-137. Terminamos la jornada con una lección sobre el papel de la radioactividad en el calentamiento de la tierra desde su interior.

El lunes lo dedicamos a la química con la actividad B, “Analizando el entorno”. Por la mañana caracterizamos unos metales ya identificados mediante espectroscopia de emisión con llama y la explicación del fenómeno por los cambios de nivel de energía cuántica en el átomo, para terminar con la identificación de un metal desconocido en una solución mediante su espectro. Por la tarde usamos diferentes reactantes para caracterizar soluciones de sales de metales por el color de la mezcla resultante y terminamos con un análisis cuantitativo con colorímetro de la misma manera que se realiza para las mediciones de contaminantes y otras sustancias en las aguas ambientales.

posterEl martes seguimos con la actividad E iniciada el domingo, “Proyecto de investigación: Trabajar en equipo”. Trabajando en equipos de cinco personas preparamos un “poster” sobre un tema relacionado con el aluminio. En mi equipo lo hicimos sobre los efectos en la salud. Otros gupos lo hicieron sobre la energía. Fue un ejercicio sobre el trabajo en equipo pero también de búsqueda de información y de redacción. Tuvimos un límite de tiempo y de presupuesto (en dinero) para la impresión en papel. A las cinco dejamos los posters montados con chinchetas en tablones verdes. Después de la cena pasamos a la otra sala para comentar el poster de un equipo del otro grupo y ellos lo mismo con nuestros trabajos.

El miércoles fue el día de más expectación, la excursión al mar. En autocar nos desplazamos primero a Birling Gap, un valle seco que llega al mar entre altos acantilados de tiza blanca sobre una playa de piedras redondeadas de silex. Con la ayuda de la profesora estudiamos la geología y aprendimos a realizar bocetos descriptivos de las formaciones. Subimos hacía la parte alta de los acantilados mientras en el camino el tutor de ecología nos enseñaba a reconocer unas plantas específicas para el segundo trabajo. En la zona llana con vegetación que no llega a crecer por la acción de conejos y humanos, marcamos con una cinta un recuadro de cien metros cuadrados. point quadrat, un aparato metálico de tres piezas, una varilla vertical central, una barra cuadrada horizontal que gira alrededor del eje formado por la varilla, con diez agujeros, y una aguja larga que se insertar por los agujeros para marcar puntos equidistantes en la tierraTrabajamos en pareja con un aparato llamado point quadrat para examinar diez puntos en una línea recta. Usamos una tabla de numeros aleatorios para posicionar cada vez el aparato dentro de la zona delimitada. En cada punto contamos los ejemplares de cada especie para completar una tabla de datos. entonces nos desplazamos en autocar hasta otra zona parecida pero diferente cerca del puerto de Newhaven para repetir los estudios de geología y ecología. Los profesores nos enseñaron a relacionar la geología con la composición del terreno para la vegetación y los animales, y apreciar las diferencias entre cada lugar. Volvimos al campus en el autocar, y después de cenar (en hora inglesa) realizamos un análisis estadístico para descartar la hipótesis de que no hubiera ninguna diferencia relevante entre las poblaciones.

el grupo investigando los especies de plantas con los acantilados en el fondo

Después de cenar, los que no tuvimos clase pudimos asistir a talleres de ayuda para particulares dificultades en matemáticas, química o redacción, o charlas de diferentes profesores sobre los temas de su especialización o afición. Después de eso a muchos les quedaba fuerza para acudir al bar (yo sólo la última noche).

El jueves, último día de prácticas, el tema fue “Los efectos biológicos de la radioactividad”. Trabajamos con microscopio para examinar muestras de plantas de trigo recién germinadas de semillas algunas sin tratar y otras tratadas con radiación gamma. Como era de esperar las expuestas a la radiación apenas habían crecido mientras las de control estaban bastantes avanzadas. Con el microscopio determinamos el tamaño y el número de las células en el coleóptilo de la planta. Con los datos de todo el grupo hicimos un análisis estadística para descartar la hipótesis de que no había ninguna diferencia relevante entre las muestras. También observamos en el punto de la raíz células en distintas etapas de división celular. Terminamos con un debate sobre los motivos de la falta de crecimiento en algunas células de las plantas irradiadas frente a otras que parecen más grandes que las de control.

El viernes terminamos por la mañana con un ejercicio sobre la redacción de informes. Durante el mes de agosto debemos realizar un trabajo escrito que incluye algunos de los dibujos y las gráficas realizadas durante la semana y que se tendrá en cuenta en la puntuación para la nota final. Después de comer nos marchamos para dejar sitio para el grupo siguiente que llegaba el sábado.

7 de julio de 2009

Buceo en Fuerteventura

Alan buceandoHe estado una semana en Fuerteventura. Parte de la planificación ha sido completar el curso para completar el curso PADI Open Water Diver (buceador en aguas abiertas). Hice la parte teórica y de aguas confinadas (piscina) en Madrid con Casco Antiguo, pero tenía que hacer los ejercicios prácticos en el mar. Una raya adulta en el fondo del mar Gracias a Edgar y Santiago de Easy-Diving en Costa Calma, para hacerlo una experiencia agradable. Mientras estábamos buceando al lado del muelle del puerto de Morro Jable nadamos justo encima de un grupo de cinco rayas adultas que descansaban en el fondo u pude hacer algunas fotografías. La imagen no indica su tamaño; casi tan grandes como un humano adulto.

un grupo de peces alimentándose en el fondoTambién vimos muchos peces y unos grupos alimentándose en el fondo, quizás con peces muertos tirados por los propietarios del submarino turístico que opera dese el puerto (la raya en la imagen tiene uno debajo de su rabo).

tunicados incoloros en el fondo arenosoEl paisaje de Fuerteventura es espectacular con rocas basálticas oscuras cubiertas de a veces por completo por arena blanca. En la costa occidental (barlovento) de la isla cerca del faro de Cotillo, hicimos una exploración con tubo esnorquel en las lagunas poco profundas pero sin encontrar mucho de interés aunque en la arena vivían numerosos tunicados incoloros en agarrados al fondo como condones hinchados de agua como se ve (no muy bien) en la foto. Las formaciones de roca basáltica ventricular en aquella zona son muy extrañas. Parece que los agujeros han sido tallados por el movimiento de las partículas de silicio en movimiento en la lava solidificada, que les proporciona una apariencia casi orgánica. Tras los primeros días de calma tuvimos vientos de tormenta día y noche. En las playas, especialmente en la playa de sotavento tan popular entre los windsurfistas fue como un chorro de arena abrasiva y por suerte llevaba gafas de natación para proteger los ojos.

Vista de las habitaciones del hotel desde la piscinaEl hotel, el Barceló Jandía Mar es muy satisfactorio y con el sistema “todo incluido” no hacía falta comprar comida ni buscar restaurantes. La desventaja es que para los que prefieren la playa y que no están en buena forma física la vuelta por la cuesta es desalentadora. Los espectáculos en el teatro del hotel me gustaron mucho. Recomiendo Fuerteventura para personas que desean practicar alguna actividad como puede ser el buceo o el windsurf, pero para solo tumbarse al borde de la playa puede ser mejor buscar algún sitio menos expuesto al viento.

This post Diving in Fuerteventura in English.