17 de agosto de 2013

Visita a la Villa romana de Lullingstone

Hace dos semanas tuve la oportunidad de visitar esta villa romana cerca del pueblo de Eynsford en ewl sureste de Inglaterra.

El pueblo de Eynsford es muy bonito con su arroyo que se cruza mediante un puente o un vado.

El puente de Eynsford con el vado

Down House, la casa de Charles Darwin que visité en el año 2009 (contado en el artículo Visita la casa de Charles Darwin), se encuentra a unos diez kilómetros de distancia de Eynsford y que es igualmente propiedad de English Heritage. Para los que están pensando en visitar el lugar hay, otros atractivos de la comarca de Eynsford incluyen además un zoológico con aves e presa y los castillos de Eynesford y Lullingstone.

Desde el mes de febrero estoy estudiando el curso de humanidades "The Arts past and Present" (las artes pasado y presente). En el último de las cuatro partes que forman el programa del curso "Place and Leisure" (Lugar y ocio) hemos estudiado "El ocio en la villa romana" y su relación con la filosofía, y la evidencia en la literatura de Horacio, Estacio y Plinio el joven.

La villa se construyó en el primer siglo de nuestra era y fue destruido por un incendio hacía el siglo quinto. Se volvió a descubrir en 1750 durante unos trabajos rutinarios de mantenimiento de vallado. No se excavó hasta en 1939 la caída de un árbol desveló fragmentos de mosaico.

Los restos de un templo muestran la transición desde la religión tradicional romana y la adoración de espíritus autóctonos, hacía el cristianismo. La villa integraba un conjunto de baños y un triclinium o comedor con antesala y un impresionante mosaico que es el vestigio más llamativo de todo el recinto. Todos los restos de la villa, de la que no se conserva más que el sótano el suelto de la planta baja, están protegidos por una nave. Alrededor de la misma el visitante pasa por una galería que permite ver los restos del edificio mientras las vitrinas muestran los artefactos hallados durante las excavaciones. La visita se complementa con una extensa a variada exhibición y actividades para los niños.

Los yacimientos de la villa romana cubiertos con una nave

La cocina de la villa, el mausoleo y el granero fueron excavados pero posteriormente enterrados para su conservación, algo que creo que sería conveniente en otros yacimientos que he visitado. Unas pinturas murales encontradas en la villa fueron reconstruidas pero se encuentran en el British Museum londinense.

Es uno de los yacimientos más importantes de la provincia romana de Britannia. Merece la visita no solo por los restos que se han encontrados sino en su excelente presentación y la exhibición que lo rodea. Además su cercanía a Londres y las otras atracciones cercanas hacen una buena excursión de un día desde la capital.